HAY

         Hay quienes han cogido el tranvía del futuro,

         del iba  que nunca llega:

         iba a hacer, a mirar, a llamar,

         a decir, a protestar. Siempre iba…

 

         Mientras, otros esperan lo que nunca llega

         porque decidimos tomar

         el tranvía del presente:

         voy, digo, lloro, amo, siento, protesto,

         me defiendo, doy,

         me arrepiento, me disculpo.

 

        Los primeros no sé si llegan lejos,

        pero son avestruces

        que esconden la cabeza bajo el ala

        para que otros decidan por ellos:

       siempre han sido cómodos y cobardes.

 

       Los segundos,  tampoco sé si llegamos lejos,

       pero somos toros

       que salimos al ruedo,

       sabiendo que la estocada será dura

        y el envite peligroso,

       pero arriesgamos y tomamos decisiones:

       ¡siempre valientes o inconscientes?

 

       Tal y como va el mundo… juzguen ustedes.